Ofrecemos una amplia gama de productos de altas prestaciones para todos los aspectos de la desulfuración de los gases de combustión. El objeto principal de la desulfuración es eliminar los óxidos de azufre, normalmente llamados SOx, de los gases de escape utilizando un reactivo alcalino, como puede ser una disolución acuosa de caliza.

– Boquillas para absorción.

El rol que juegan las boquillas en un sistema de absorción es el de pulverización del reactivo, que absorberá los óxidos de azufre en el gas de descarga.

– Extinción de emergencia.

En los sistemas de desulfuración de gases, el sistema tiene una temperatura óptima para asegurar el correcto funcionamiento. Si el gas de combustión excede esta temperatura, las boquillas de extinción de emergencia pulverizan agua causando el enfriamiento evaporativo y evitando el daño a partes del equipo aguas abajo.

– Boquillas para depuración/limpieza marina.

Eliminación de óxidos de azufre, procedentes de los gases de escape de los motores diésel de los barcos utilizando agua marina o agua dulce.

En 2016, el comité de protección del medioambiente de la Organización Marítima Internacional acordó reducir las emisiones globales al 0,5 % en 2020.

Cuando los combustibles fósiles se utilizan en procesos de combustión en los motores de barco, liberan SO2 y SO3. Estos sulfuros reaccionan fácilmente con otros elementos formando compuestos dañinos para la salud humana y el medioambiente.

Existen varios tipos de sistemas de depuración marinos para controlar estas emisiones: de tipo abierto, cerrado o sistemas híbridos. Los de tipo abierto utilizan agua marina para fregar los gases de salida de los motores mientras que los sistemas de lazo abierto utilizan agua dulce tratada con reactivos alcalinos para la neutralización. Las boquillas para depuración son capaces de distribuir de forma eficaz y fiable estas aguas en los depósitos de limpieza. Creando un patrón uniforme y con unos tamaños de gota adecuados, las boquillas son capaces de crear el área necesaria para garantizar la absorción mínima.