Refrigeración de aire en la admisión de turbinas de gas.

La refrigeración de aire en la admisión de turbinas es un proceso común para mejorar la eficiencia en zonas secas que experimentan altas temperaturas durante el año o estacionalmente. En verano, cuando la demanda eléctrica está en su máximo, la menor densidad del aire debido a las altas temperaturas, puede reducir hasta un 30% la generación de energía. Es posible recuperar esta energía incrementando la densidad del aire. Evaporando agua en la corriente de aire aumenta la densidad, reduciendo la temperatura e incrementando la humedad. El uso correcto de boquillas de neblina asegura la completa evaporación de las gotas antes de llegar a los rotores. El uso de neblinas es económicamente más barato que utilizar enfriadoras eléctricas.

Podemos proveer boquillas de neblina diseñadas para los ambientes más exigentes. Todas las boquillas de refrigeración de turbinas tienen disponible la opción de colocar un dispositivo de seguridad. Este tipo de boquillas están diseñadas para trabajar a una presión diferencial alta con el objeto de producir tamaños de gota pequeños y así incrementar la eficiencia.

Modelos sugeridos:

Factores importantes a considerar: humedad, temperatura, presión diferencial, etc.

  • Aire y vapor
  • Soplado
  • Lavado de tanques, botellas y tambores.